EL HABITO SI HACE AL MONJE

«MARKETEANDOTE»
6 marzo, 2012
EL FAMOSO «CROSS-OVER»
17 marzo, 2012
By OspinaTM
En el mundo de los comerciales de televisión, series, novelas o películas de cine, el vestuario forma una parte integral del personaje. De hecho en ceremonias tan reconocidas como los premios Oscar, dentro de las categorías mas importantes se encuentra el diseño de vestuario. Los artistas famosos tienen como parte de su equipo, a su asesor de moda de cabecera. Ellos no solo preparan lo que sus clientes van a usar en fiestas o eventos; sino que muy frecuentemente organizan su guardarropa para el diario vivir.
La ropa no debe nunca ser la protagonista a menos de que estés caminando en la pasarela de un desfile de modas. Lo importante y el centro de atención debes de ser siempre tú. Escoge con cuidado como te presentas cuando vas a conocer a un cliente o a un agente. Acostúmbrate a llevar contigo algunas opciones extras de emergencia en tu auto. Si vas a una audición, trata de seguir las indicaciones de lo que te debes poner ese día y si no hay ninguna, trata de lucir lo mas sobrio que puedas; no hay que disfrazarse a menos de que sea el dia de Halloween.
Hace poco tiempo, escuchaba a un gran amigo que es un fotógrafo a quien admiro mucho y el hablaba de la importancia y el valor de pagar un poquito más y contratar a un estilista para que planee y consiga la ropa cuando se va a hacer un estudio fotográfico. El explicaba y me mostraba la gran diferencia que esto hacía y el efecto tan profesional que causa sobre la imagen.
Trata siempre de acomodarte al personaje que vas a interpretar, puedes ponerle un toquecito de tu estilo personal, pero sin exagerar. Cuando recibas una audición, asegurate de que tienes toda la información necesaria para elegir el vestuario adecuado. Conoce los colores que le quedan bien a tu piel, cabello y ojos y los que registran mejor. Los clientes casi simpre recomiendan no utilizar en cámara nada muy claro como el blanco y por lo general prefieren tonos vivos de azul o pasteles como el lavanda, entre otros. Mucho cuidado con los accesorios; en este caso “menos es más”.
El dicho de que “el hábito no hace al monje” no se puede aplicar en esta ocasión; en este negocio, “el hábito si hace  al actor”.
¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros