EL PAPEL QUE JUEGAN LOS DETALLES

LA IMPORTANCIA DE LA INTERNET Y LAS REDES SOCIALES
20 diciembre, 2011
¡NO TE RINDAS!
2 enero, 2012
By @OspinaTM
Siempre se hace énfasis en el estudio y la preparación, pero pocas veces nos fijamos en los detalles. En una producción siempre se presentan pequeños inconvenientes que por lo general son imposibles de anticipar, pero en algunas ocasiones la responsabilidad es ciento por ciento del talento; muchas de las situaciones incómodas que he visto durante estos años, se hubieran podido evitar con un poquito de sentido común.
Lleva el vestuario adecuado. Si eres locutor piensa que hay algunos tipos de materiales de ropa o joyas que al roce producen sonidos. Si eres modelo o actor, obviamente lleva lo que te han pedido; si no tienes algún elemento de la lista que te enviaron, avisa al menos el día anterior y así la vestuarista podrá arreglarlo. Hace un tiempo, un fotógrafo me llamó a la oficina porque a la modelo se le “olvidó” ponerse ropa interior ese día y por supuesto no se podía ni sentar con la falda corta que debía usar y así era imposible continuar con las fotos que estaban tomando para un auncio impreso .
Come, no llegues con hambre. Una de las actrices que representaba, se desmayó en la  mitad del trabajo y tuvieron que parar la producción por un par de horas. A otro locutor le comenzó a sonar el estómago fuertemente y obviamente ese tipo de “efectos especiales” no son muy agradables en un comercial de radio. Igual, tuvieron que hacer una pausa y conseguir comida antes de poder continuar.
Por otro lado, vigila lo que comes antes de ir a un trabajo: a cierta locutora le comenzó un ataque de tos gigante despues de ingerir nueces y por ende también hubo que interrumpir la grabación.
El día anterior, asegúrate que todo esté bien: pregunta si debes de llevar maquillaje o ir con el cabello listo, si van a grabar en exteriores que no hayan cancelado por mal tiempo, escucha los mensajes en el buzón de tu teléfono y revisa tu correo electrónico (pueden haber cambiado la locación, la hora de llamado, etc).
Sigue las instrucciones. Si encuentras un error en el texto o si no te gusta el vestuario o  el peinado que te han hecho, no trates de cambiarlo. Dependiendo del cliente, es posible que puedas sugerir alguna variación, pero en la mayoría de los casos es mejor no decir nada. Para eso están los productores y creativos de las agencias de publicidad y es responsabilidad de ellos la calidad del producto final.
Se dice que la vida esta hecha de detalles… y aunque aparentemente sean pequeños, pueden arruinar tu día de trabajo. Trata de hacer siempre todo lo que esté a tu alcance… y más. ¡Dá lo mejor de tí mismo!
¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros