Una voz desnuda es la mejor herramienta

El Perfil de Armando Plata Camacho
10 junio, 2012
¿Y EL ACENTO QUE?
16 junio, 2012

Tomado del Diario el Impulso de Barquisimeto, Venezuela.

Por: Rosmir Sivira

No sólo hace la voz de El Gallo Claudio, El Demonio de Tasmania y Pinky, de la serie Pinky y Cerebro. También es doblador de muchos otros productos, trabaja en Univisión radio Miami, donde próximamente cumplirá 10 años de labor, y es el fundador de Voces de Marca.

Sus padres querían que fuese militar, pero su vena artística pudo más que la estricta disciplina de las instituciones educativas militarizadas a las cuales perteneció. Se inició como actor en la década del 80 y en la actualidad es reconocido en el exterior como uno de los actores de doblaje de voz y locutores más profesionales y versátiles del mercado americano. Se trata de Frank Carreño, venezolano cuyos primeros pasos en la pantalla chica se apreciaron en producciones como Inocente de ti, El amor no tiene precio y Gata Salvaje, además trabajó con Telemundo, Univisión y Televisa. Estudió actuación en la escuela de artes de la Universidad Central de Venezuela (UCV), formó parte de la Compañía Nacional de Teatro de Venezuela y el Grupo Rajatabla. Se le conoce por ser el creador y doblador al español de las voces de Pinky, El Demonio de Tasmania y El Gallo Claudio. También ha trabajado con novelas brasileñas y ha hecho voces para A&E TV, E! Entertainment Television e importantes marcas internacionales como Burger King. “Suelen preguntarme cómo lo logré. Soy venezolano, me tocó andar en carrito por puesto al igual que muchos, pero tuve un sueño y fui por él”, comenta. Es partidario de que la persona puede estar donde desee. “Tú te creas tus propias oportunidades. Es verdad, pasarás hambre, frío y trabajo, pero ese es el precio que se debe pagar, porque uno primero se come las verdes y luego las maduras”. En reiteradas ocasiones tacharon de “ridícula” su carrera como doblador de voces. Le dijeron que su trabajo no lo llevaría a ninguna parte, pero él apostó por ese producto intangible que pronto adquirió fama. Se confiesa como un caraqueño fanático de los Navegantes del Magallanes y aclara que no todo es éxito, existen los errores, pero también intensión de corregir.

-¿Qué es la voz?

-Técnicamente es una espiración sonora, el aire que pasa a través de las cuerdas vocales… Desde la pasión podría decir que es la conexión del alma con todo lo que te rodea. Cuando estás triste, alegre o molesto otros lo saben por la voz. Es el hilo conductor del alma para interactuar con otros seres.

-¿Una buena voz nace o se hace?

-Se educa. La voz parte de un músculo, las cuerdas vocales, las cuales se deben ejercitar como si se fuese al gimnasio, lo que permite que se haga mayor provecho… Las lesiones al aparato de la voz suelen relacionarse con la mala respiración, porque su materia prima es el aire.

-¿Cómo se hace un correcto uso de la voz?

-Cuando se respira por la nariz se tiene una correcta dicción y articulación… La voz forma parte del perfil social, es parte de la imagen de la persona y de esa primera impresión, para la cual no hay una segunda oportunidad.

-¿Qué peso tiene la dicción dentro de la proyección de la voz?

– La dicción es un instrumento imprescindible al realizar trabajos de producción, sobre todo cuando está dirigido para toda América Latina. Porque el público de habla hispana no tiene la culpa de que yo sea de Caracas y hable sin la “s”.

-¿Existe un acento neutral?

-Sí, pero no se le puede atribuir a un país en especial. Ninguna cultura siente su variación dialéctica y por tanto cree que se expresa en un acento neutral, pero es un acento ilocalizable, que se debe trabajar para ser una voz de interés en el mercado.

-¿Qué se requiere para incursionar en el doblaje?

-Oído, observación, interpretación, caracterización o versatilidad, excelente dicción y acento neutro. También es bueno dominar el trabajo corporal a fin de que los movimientos generen una real proyección de la voz.

-¿Existe una clasificación de la voz en el doblaje?

– Hay voces graves, agudas y bajas, pero más allá de eso no existe una segmentación. Se hallan actores de caracterización, que puede dar voz a objetos materiales e inmateriales, y locutores de marca que brindan personalidad auditiva a un producto o firma comercial.

-¿Cuál de los dos ejercicios es más demandante?

– Indistintamente del trabajo de la voz lo ideal es ser versátil y poder desempeñarse en cualquiera de los dos ramos. Si tienes la posibilidad de hacer la voz de una marca, de un florero y para un documental, tendrás muchas más posibilidades laborales. En mi caso, trato de ser integral, de hecho estoy en conversaciones con National Geographic Channel para dar voz a algunos programas. La creación de un personaje La actuación le dio las herramientas necesarias para lo que después sería un reconocido locutor y actor de doblaje. Cuenta que comenzó en este trabajo como “un vulgar tigrito”, el complemento económico que luego se convirtió en punto clave de la carrera. Durante 10 años lo vio de esa manera, hasta que en 1997 llega a Venezuela Pinky y Cerebro, de Warner Brothers, uno de los grandes éxitos de su carrera. Recomienda no quedarse estancado en un solo terreno. Dice que se debe trascender con la voz y trabajar para tener una herramienta desnuda para vestir con los trajes de todos los personajes que el medio demande.

-¿Cómo se da forma a un personaje a través de la voz?

-Disfrutando. Si yo gozo el personaje la gente morirá de la risa o de placer, dejo de trabajar y comienzo a deleitarme.

-¿Cómo se da carácter a esa voz?

-A través de las referencias visuales y auditivas. Si tengo la voz original del personaje, que suele ser en inglés, podría hacer algo similar a partir de mi registro. Si no adaptarla a mis capacidades.

– ¿Qué ocurre cuando no se tiene esta referencia?

-Se deben estudiar los movimientos, contextura y gestos del personaje, ya que existe un grado psicológico y físico de la voz. Un pitillo no puede hablar igual que un pipote; el primero debe hablar finito porque su contextura física así lo es, lo mismo ocurre con el otro personaje… Es darle lógica a la voz y atreverse a proponer, sin miedo al ridículo.

-¿Pinky no tenía antecedente en español, cómo se realizó ese proyecto?

-Trabajando, porque sólo tenía la referencia en inglés. Fue un proyecto que tardó cinco capítulos.

-¿A partir de qué concepto supo darle voz a Pinky?

-Partiendo de la ingenuidad del personaje. Pinky y Cerebro son los dos hemisferios del cerebro: el artístico y el calculador… Pinky es la naturalidad que todos tenemos y ojalá no perdamos nunca, porque es imprescindible para la vida.

-¿Existe un “Cerebro” en la vida de Frank Carreño?

-Sí, Lucía Tovar es mi cerebro y forma parte importante de mi vida, porque además de mi esposa es también directora de Voces de Marca… Es a ella a quien le digo todos los días: ¿Qué vamos a hacer esta noche Cerebro?

Voces de marca

Carreño dice que aprendió del correcto uso de la voz “a golpes”. Por ello es que ahora trabaje con Voces de Marca, proyecto de capacitación, que emprende junto a su esposa, Lucía Tovar. El objetivo de lo que ya se conoce como “La universidad de la voz”, es preparar a quienes desean ser profesionales del medio. Voces de Marca trabaja con un destacado talento latinoamericano, a fin de desarrollar estrategias eficaces para el ejercicio y así canalizar las inquietudes de las nuevas generaciones. Capacitan en doblaje de voces, locución comercial, radio, presentación de televisión y narración deportiva.

Su segunda pasión es el motociclismo. Se confiesa un amante del universo automotor y se empapa de los paisajes conduciendo una Suzuki DL 1000, su“niña consentida”. Le ayuda a alejarse de la convulsionada realidad, meditar y a conectarse consigo mismo. Forma parte de un club de motoristas con los que visita las distintas zonas de la Florida y próximamente adquirirá una BMW 1200 GS, porque le atrae su diseño

 

¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros