Unas horas con el Vocal Coach de las Estrellas

Curso de presentación de Tv en Miami
27 octubre, 2012
Les damos las alas, ellos aprenden a volar
27 octubre, 2012

 

Por: @LucíaTovarVoces

Hace algunos días tuve la maravillosa experiencia de conocer  a Ron Anderson,  el Vocal Coach de las grandes estrellas del mundo de la música y del espectáculo.  Llegué a el por casualidad o mejor por causalidad, lo encontré por el hábito de la lectura matutina de diferentes periódicos desde mi Ipad. Ahí estaba él junto a Tom Cruise, quien es su alumno, entonces decidí navegar en aquel artículo que invitaba a  un seminario en Bogotá al día siguiente y aunque no soy cantante ni pretendo serlo, pensé que la base para el trabajo de la voz es la misma y que podría aprender mucho para luego compartir esa experiencia con nuestros alumnos en diferentes países.
Viajé de Miami a Bogotá, me instalé en el auditórium para disfrutar de esta cátedra de voz de alguien que lleva 50 años en el oficio, pero no conforme con eso, fui por más, quería tener la oportunidad de tenerlo cerca, de preguntarle cosas, de ver cómo trabaja y tomarme una foto con el, así que tomé una sesión personalizada en el estudio; me sentía nerviosa porque todos los que estaban allí eran cantantes o estaban en camino a serlo, pero lo intenté, hice los ejercicios vocales y salí emocionada de haber estado junto a el al menos por unas horas.

 

Al final me quedaron muchas cosas, pero hay algunas en las que el hizo especial énfasis; la concentración, la disciplina, la persistencia, la práctica, crear una rutina e invertir mucho tiempo en practicar, todos los días, todo el tiempo sin importar si eres una estrella del rock o solo estás comenzando.
De regreso a casa, traía una sonrisa dibujada en mis labios, esa que se consigue cuando se tiene la certeza de estar haciendo bien las cosas, el descubrir que efectivamente la base para ser exitoso en el canto, en el trabajo de ser locutor o actor de doblaje o conductor de un programa de radio o presentador de televisión es la misma y que no hemos estado equivocados y vamos por el camino correcto al encaminar a nuestros alumnos por la senda adecuada, ofreciendo unas bases para que lo puedan lograr, pero el objetivo solo se logra con muchas horas de trabajo y dedicación pues de nada vale tener la técnica si no la desarrollamos constantemente.
Ahora, creo que soy un poco mejor que hace unos días y que cada día hay algo que se puede aprender para mejorar.

¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros