Voces de Marca «…para conquistar el mundo»

Los Obstáculos de Oprah Winfrey
24 mayo, 2012
Concurso Vámonos pa’ Margarita con Voces.
28 mayo, 2012
Tomado de www.miamidiario.com
De Miami para Latinoamérica y viceversa, así se podría definir un negocio que «a todas voces» suena prometedor.

Montados en esto de la comunicación 2.0 y de redes sociales, los dos socios y fundadores de «Voces de Marca», la pareja conformada por Lucía Tovar Y Frank Carreño, hacen sentir que son un negocio de muchísimas personas, y que su infraestructura es muy, muy grande.
Y es que el tamaño del negocio tiene que ver con sus mandamientos personales de trabajo, y en cómo se visualizan, así lo comentaron en una amena entrevista con MiamiDiario.
Cuando uno se remite a «Voces de Marca»@vocesdemarca o Voces de Marca en FB, hay un trabajo especial de continua creación de contenidos, contacto permanente con sus seguidores y la divulgación de sus innumerables movimientos de arriba abajo del continente, todos ellos comunicados a través de un magnífico uso del social media.
Ella colombiana, de hablar pausado y siseado. Él venezolano, acelerado y carismático; ella especialista en mercadeo y en aterrizar las innumerables ideas y el vuelo incesante de él, que es actor y locutor. Ellos, una pareja de emprendedores.

 

¿Cómo nace este negocio?
Es un programa integral de entrenamiento de la voz, que es tomado por actrices y actores, comunicadores, locutores, artistas de doblaje, presentadores de radio y televisión, pero también por políticos uno que otro celebrity chef o cirujano, con programas de televisión o proyectos de.  En fin, hasta ejecutivos que requieren de mayor seguridad al presentar sus proyectos, nos comenta Frank.
«Los capacitamos para expresarse y desarrollarse con seguridad en cualquier escenario relacionado con el trabajo de la voz», es por eso que lo que un día fue Mundo Doblaje hoy se llama la Universidad de la Voz: Voces de Marca.
Frank Carreño habla de sus inicios en la Venezuela de los años 90´s, que albergaba un emporio comercial de la televisión, productoras internacionales, el inicio de la televisión por cable, la radio, y como no, el doblaje comercial.  «Latinoamérica siempre ha salido más barato, y en ese momento todos los grandes estaban en Caracas». Allí se abrió el mundo de la capacitación en esta área tan especial.
Pero no contento con ser ya la voz de Pinky, el no tan inteligente compañero de Cerebro en la famosa comiquita de Animaniacs, donde dos ratones alterados genéticamente querían conquistar el mundo, y que posteriormente pasó a tener su propio espacio coproducido, nada más y nada menos, que por Steven Spielberg y la Warner; Frank se atrevió a cambiar, morral en mano se vino a Estados Unidos, él lo define como un viaje irresponsable, pero a la luz de sus vivencias, se muestra más bien como una de las estrategias que los creativos usan para no quedarse arremolinados en ese sillón inmenso y peligroso, en el que a veces se convierten los pequeños éxitos.

 

Acá pasó de ser desde reparto de numerosas telenovelas a voz de afamadas marcas, pero el arte de enseñar fue lo que lo uniría tiempo después a Lucía, quien buscando neutralizar su acento para las lides comerciales, fue a parar con este singular profesor.
De allí hasta lo que es ahora Voces de Marca, hay una historia en la que seguramente se podrán ver reflejados muchos pequeños y creativos empresarios latinoamericanos.
Ellos dos representan esta lucha por el éxito muy bien.

 

¿Cómo es el mercado de Miami?
Prácticamente no tuve que hacer esta pregunta, fue uno de los primeros temas que se colaron en el inicio de la conversación.  «Miami es un mercado extremadamente volátil y donde los cambios incesantes de estrategia son la orden del día».
Su negocio, explican Lucía y Frank, arrancó con mucha fuerza en el sur de la Florida,  porque ciertamente había un nicho de mercado vacío que ellos cubrieron muy bien.
Entre otras cosas diversificándose y siendo flexibles, pues  el público hispano al que atienden acá responde a otras necesidades en cuanto al horario, la posibilidad de clases particulares, los cambios de estación.
Y así avanzaron hasta la gran crisis del 2008, que los dejó un buen tiempo sin clientela y sin mucha posibilidad de los negocios alternos de los que vivían.
Ojos llorosos, por lo que hoy significa una mirada atrás a esos días de limitaciones, de darle vueltas a las ideas y de plata prestada, Lucía nos anuncia «…gracias a esa crisis este mes estamos abriendo una sede oficial de Voces de Marca en Caracas».
Es simple, ante la inestabilidad del negocio en Miami, Frank volvió a Caracas a montar sus cursos, ni ellos mismo entienden el éxito que ha nacido desde allí, y que hoy se extiende a otras ciudades de este país, a Colombia, y eventualmente a otras ciudades de Suramérica sin abandonar su sede inicial en Miami, que con la misma fuerza de la crisis ha recobrado hoy sus mejores tiempos, y se alterna como sede de los cursos de Latinoamérica.
Más de uno los busca pensando en que esa es la puerta para salir de sus países, y en algunos casos lo ha sido, pero muchos otros los siguen buscando no sólo por el famoso curso inicial donde frente a una cámara se pierden los miedos, se modula, se pronuncia, se produce.
Voces de Marca además les ofrece a sus estudiantes el seguimiento, el acompañamiento a través de la elaboración de sus portafolios y la «colocación» de talentos en el mercado, una gran diferencia, a la que ya le han salido competidores.  Pero a decir verdad, a este dueto, esto no les preocupa mucho, y parecen dispuestos a seguir conquistando, sino el mundo, si el universo de hispanos que en Estados unidos luce como un mercado muy, pero muy tentador.

¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros